Barrido Electrónico y detección de micrófonos ocultos

Las siglas TSCM son la abreviatura de Técnicas de Vigilancia Contra Medidas (Technical Surveillance Counter-Measures), denominación común de los servicios de localización de micrófonos ocultos o detección de micrófonos espía, así como de lineas telefónicas intervenidas y en general, localizar cualquier tipo de escucha no autorizada, realizada utilizando medios técnicos tanto tecnologicamente avanzados como otros mas sencillos y al alcance de cualquier persona.

Nuestra empresa tiene un objetivo: Proteger su bien mas preciado, la Información.

Nuestros servicios son llevados a cabo por Técnicos especializados en contraespionaje y seguridad de la información, con experiencia en la
detección de escuchas, micrófonos ocultos y análisis de espectro para localizar emisiones en zonas no autorizadas.

En un
Barrido Electrónico se utilizan equipos profesionales, tecnológicamente muy avanzados, manejados por personal especializado cuyo trabajo es desarrollar este tipo de servicio.

Empresa especializada en la deteccion de microfonos ocultos
Conversaciones intervenidas, datos privados en conocimiento de terceras personas, campañas comerciales que una empresa de la competencia adelanta…
Todo ello son indicios de que aquello que hablamos puede estar siendo escuchado por terceras personas sin nuestro conocimiento.

Contratar un servicio de localización de micrófonos ocultos

Actualmente, un equipo básico para captar información puede comprarse a un coste muy bajo, lo cual facilita que la instalación de micrófonos ocultos u otros medios de obtención de información, como microcámaras, grabadoras y dispositivos camuflados esté al alcance de cualquiera, para usarlos tanto en la vida personal como en el entorno empresarial.

Esta información obtenida ilegalmente puede ser usada para fines muy variados. En el ámbito personal o familiar, desde conocer los secretos íntimos dentro de una relación sentimental, hasta grabar las conversaciones de uno de los miembros de la pareja involucrados en una separación o divorcio. En ocasiones, el objetivo es incluso el chantaje y la amenaza de hacer públicas determinadas opiniones.

En el terreno empresarial y profesional, el objetivo de la instalación de micrófonos espía o de cámaras ocultas suele estar relacionado con obtener información estratégica de la competencia, averiguar aspectos claves de una compañía y, en general, acceder a datos confidenciales que de otra manera estarían reservados a directivos, gerentes y consejos de administración.

Cada vez mas frecuentemente recurren a nuestros servicios de análisis TSCM personas con determinada notoriedad publica que pueden estar siendo espiados y quieren tener la tranquilidad de saber que sus conversaciones privadas continúan siendo reservadas.



La detección de micrófonos ocultos o Auditoría TSCM

Stacks Image 101

No trate de buscar micrófonos por su cuenta, es muy difícil que lo consiga y posiblemente alertará a quien los hubiese instalado.

Lo mas probable es que usted desconozca tanto el funcionamiento como la apariencia de los micrófonos o microcámaras utilizados actualmente.

No comente con nadie la posibilidad de contratar los servicios de una empresa especialista en T.S.C.M.

Lamentablemente, las personas de confianza son pocas y siempre menos de lo que uno mismo considera.

Al comentar con muchas personas sus sospechas, aumenta las posibilidades de que retiren el equipo instalado y lo vuelvan a instalar tras nuestra inspección TSCM.

Asegúrese de contratar una empresa especializada. La mayoría de las agencias de detectives privados que dicen realizar este tipo de servicios no cuentan ni con los medios técnicos ni con los conocimientos y experiencia necesarios. Esto no impide que muchas agencias, sin apenas conocimientos acerca de TSCM, ofrezcan este tipo de servicios, aprovechando el desconocimiento general del público acerca de este tipo de análisis, aportando informaciones técnicas de supuestos equipos profesionales, bandas de frecuencia en las que trabajan y otros datos que al Cliente solo sirven para desorientar y hacerle creer que está en contacto con supuestos profesionales.

Stacks Image 783

Recuerde

La mayor parte de los equipos que se venden al público en tiendas “para espías” no cuentan con un mínimo de fiabilidad para este tipo de trabajo. Se trata de equipos muy básicos y sin precisión alguna, que no sirven para desarrollar un Barrido Electrónico con garantías.

Un
Barrido Electrónico profesional requiere un equipo de técnicos especializados y cierto tiempo de trabajo.

Por ejemplo, una auditoría completa de T.S.C.M. en una oficina de entre 200m2 y 300m2 puede requerir un mínimo de entre 5 y 6 horas de trabajo, y dependiendo de las características de las instalaciones es probable que sean precisas mas horas. Si el barrido electrónico se desarrolla en una vivienda de 150m2, el análisis de la totalidad de la vivienda es probable que tenga una duración superior a las 4 horas de trabajo. Desconfíe de supuestos especialistas que trabajan solos y que en una o dos horas dicen haber terminado.

Un servicio T.S.C.M. mal realizado le supone un doble problema: Por un lado, ha invertido una cantidad de dinero en un servicio inútil. Por otro lado, y es el principal inconveniente, seguirá sin tener la certeza de que le sigan escuchando en sus conversaciones.

Normalmente, un servicio poco profesional, realizado por personas sin suficientes conocimientos ni los medios adecuados, es bastante mas económico que uno realizado por un equipo especializado, compuesto por profesionales que conocen su trabajo y disponen de los equipos necesarios. Esto se debe a que el precio “económico”, y no la calidad del trabajo, es la forma de intentar atraer al Cliente.